El asesor adjunto de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Barack Obama, Ben Rhodes, viaja a Cuba para entrevistarse con las autoridades, apenas unos días después de que EE.UU. haya liquidado la política migratoria de «Pies secos, pies mojados».

Rhodes llevará a cabo, «encuentros oficiales, compromisos culturales y será testigo de la firma del Memorando de Entendimiento Legal entre EE.UU. y Cuba», afirmó la Casa Blanca.

«Este acuerdo establecerá un marco de fortalecimiento de nuestra alianza en lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, la cooperación legal, el lavado de dinero, incluye intercambios técnicos», continuó diciendo el comunicado de la Casa Blanca.

Y agregó, esta decisión «es un paso más en la normalización de las relaciones con Cuba y ofrecer una mayor consistencia a nuestra política migratoria».