Francis Suárez y el debate presidencial

El alcalde de Miami, Francis Suárez, dice que agradecería el debate presidencial que se mudará a su ciudad en octubre, pero tiene dudas sobre si se puede celebrar con una audiencia debido al coronavirus.


La Comisión de Debates Presidenciales anunció el martes que trasladaría el debate del 15 de octubre a Miami después de que la Universidad de Michigan lo cancelara, citando preocupaciones de seguridad.

Pero el área de Miami ha sido un punto caliente de coronavirus durante meses en Florida, y Suárez, que había contraído coronavirus en marzo, no está tan seguro de tener un gran debate en su ciudad.

Las infecciones por coronavirus y las hospitalizaciones en el condado de Miami-Dade han aumentado desde que se unió a la reapertura de la Fase 2 del estado el 5 de junio, lo que hizo que Suárez y otros líderes detuvieran la Fase 3.

«El hecho de que la comisión presidencial eligió a Miami para un debate tan crítico al final de la campaña destaca la importancia de nuestra ciudad y estado para determinar el resultado de la presidencia», dijo Suárez.


Según la comisión de debate, el evento está programado para realizarse en el Centro Adrienne Arsht para las Artes Escénicas en el centro de Miami.

Suárez emitió una orden el lunes exigiendo que todos en la ciudad usen máscaras en público.