Botella de Agua. Foto: Pixabay

Según un estudio reciente, el agua embotellada que se vende en Target, Walmart y Whole Foods contiene altos niveles de arsénico.


El estudio sin fines de lucro del Centro para la Salud Ambiental mostró que dos marcas de agua embotellada violaron las pautas estatales de arsénico reportó Local 10 News.

Se encontró que Peñafiel y Starkey contenían altos niveles de arsénico. Peñafiel es propiedad de Keurig Dr. Pepper y se vende en Target y Walmart, mientras que Starkey es propiedad de Whole Foods.

Aunque el estudio muestra que ambas marcas de agua embotellada contenían altos niveles de arsénico, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos no ordenó el retiro de las botellas de la tienda.

La ley del estado de California dice que los niveles altos de arsénico pueden causar daños reproductivos y cáncer, según USA Today.


Los Centros para el Control de Enfermedades dicen que el arsénico puede causar un mayor riesgo de diabetes e hipertensión, con síntomas que incluyen náuseas, diarrea, entumecimiento o incluso parálisis.

«Los consumidores están siendo expuestos innecesariamente al arsénico sin su conocimiento o consentimiento», dijo Michael Green, Director Ejecutivo de CEH.

«Los clientes generalmente compran agua embotellada a costos exorbitantes, asumiendo que es más seguro y más saludable beber que el agua del grifo, sin saber que están ingiriendo un metal extremadamente tóxico relacionado con defectos de nacimiento y cáncer» dijo..