El actor estadounidense James Franco, tendrá a su cargo dar vida al dictador cubano Fidel Castro, en la película que trata sobre la vida de la hija del ya fallecido líder comunista, Alina Fernández, quien nunca estuvo de acuerdo con la dictadura del padre.

“Alina de Cuba: La Hija Rebelde”, es el título de la película, que estará bajo la dirección y el guión del español Miguel Bardem, el contenido del largometraje estará basado en la historia de Alina Fernández, la hija disidente del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, exiliada política que se opuso a la dictadura comunista de La Habana.


El casting de James Franco fue apoyado por la misma Alina Fernández, quien se desempeña en la producción de la película como creativa y consultora biográfica, dijo el jueves la revista Variety.

“Descubrir y convencer a James Franco para que interpretara a Fidel Castro fue un proceso divertido y difícil y ha sido el trabajo colaborativo del universo, porque la orden única de nuestro director fue buscar un actor que tuviera un conocimiento detallado y semejanza física con el verdadero Castro”, explicó John Martinez O’Felan, productor artístico de la obra sobre el nominado al Oscar y dos veces ganador del Globo de Oro.

Tras una búsqueda exhaustiva, concluyeron que el actor James era el más parecido al personaje:

“Al realizar una búsqueda detallada de nuestros aspirantes a través de la atención del árbol genealógico español y portugués que tenían los gallegos, descubrimos que James, con diferencia, tenía la semejanza facial más cercana”, agregó el productor artístico.

La actriz cubanoamericana Ana Villafañe, interpretará a Alina. El guión está a cargo de José Rivera, nominado al Oscar y ganador del Premio Pulitzer, Nilo Cruz.


Las locaciones para filmar la película serán en Cartagena, Bogotá y sus alrededores y en Colombia, el 15 de agosto está programado que inicien las filmaciones.

Del romance entre Fidel Castro y Natalia Revuelta “Naty”, nació Alina Fernández. Naty, perteneciente a la alta sociedad cubana, ayudó a financiar la revolución del insurgente en aquel entonces, Fidel Castro.

A la edad de 10 años Alina supo de quien era hija, en el 1993 se exilió, viajó a España encubierta para no ser reconocida, con peluca y pasaporte falso, posteriormente se radicó en Miami.

En el año 1998 escribió detalles de su vida con el título “La hija de Castro. Memorias del exilio de Cuba”.