Este 2017, Miami por tercer año consecutivo quiere romper el récord del año más caliente.

A solo cuatro días de que nos despidamos definitivamente del 2017, la ciudad del sol, está empatada con el 2015, con temperaturas diarias promedio que alcanzan los 79.1 grados Fahrenheit (26.2 Celsius).

Según Brian McNoldy, investigador del clima de la Universidad de Miami, para mantener ese promedio y superar el récord, las temperaturas requieren promediar 75 grados durante los días que le quedan al año.

En 2016, apareció un frente frío solo quedando dos días para el 1 de enero del nuevo año, y por poco Miami deja de marcar un nuevo récord. Para este año hay pronósticos de un frente para el fin de semana.

De acuerdo a McNoldy: “Va a estar absurdamente cercano. Es algo extraño competir por el año más caluroso. Pero cuando has tenido un año como este, ¿por qué no? Nos lo hemos ganado”.


El clima en el sur de la Florida este año fue caótico, el huracán Irma azotó el estado en septiembre pasado, cuando se hicieron sentir los vientos huracanados, o con fuerza de tormenta tropical de una costa a otra.

En julio, agosto y septiembre las temperaturas fueron realmente altas; y en cuanto a la temporada de lluvias de 2017, fue la más intensa en 86 años.

El Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida, afirma que Miami está próxima a su quinto año más lluvioso.

Un planeta más cálido y húmedo, puede advertirse a causa del cambio climático, sin embargo el experto dice que vincular ese patrón a los registros locales durante solo un año es complejo. Aunque es inusual establecer récords de altas temperaturas con tanta lluvia.

“Generalmente si tienes mucha lluvia, la asocias con nubes y menos sol. Y menos calor”, opinó.

No obstante, a nivel mundial, los científicos han reportado reiterativamente temperaturas promedios más altas.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés), sacó un informe que revela, han predominado en el planeta temperaturas más cálidas promedio, con máximas históricas en el suroeste de Estados Unidos.

Noviembre también tuvo temperaturas superiores a los promedios registrados este siglo. Desde el año 2000, se han reportado los diez noviembres más cálidos.

McNoldy dice que una tendencia que podría estar afectando a Miami, es el aumento de las temperaturas mínimas diarias. Antiguamente, el récord en la ciudad de temperaturas de 80 grados o más durante un año era de 45 días, sin embargo la cantidad para 2017 fue de 72 días.

“No es solo Miami y no es solo la Florida. Muchos lugares están viendo que las mínimas no están bajando”, acotó.

(Con información de El Nuevo Herald)