EEUU y opositores cubanos critican el posible ingreso del régimen al Consejo de los derechos humanos de la ONU/Imagen de archivo

Cuba y otros regímenes autoritarios podrían ser electos al órgano mas importante de Naciones Unidas en lo que se refiere a los derechos humanos, este martes en Ginebra, al respecto EEUU ha mostrado su preocupación y ha criticado duramente que el régimen pueda obtener este puesto, informa Martí Noticias.


El subsecretario de Estado adjunto del Departamento de Estado, Jon Piechowski, en conversación con el diario español ABC, dijo que «Estados Unidos piensa que la candidatura de Cuba para el Consejo de Derechos Humanos es aberrante y es una de las razones por las cuales EEUU se retiró del Consejo».

Para Piechowski «está muy claro que el régimen cubano siga reprimiendo al pueblo cubano y a la vez está claro también que el régimen cubano ayuda a Maduro y a sus servicios de seguridad».

El funcionario habló también de los casos del líder opositor José Daniel Ferrer, del activista y periodista Roberto Quiñones y de Abraham Jiménez Enoa.


En relación a los antes mencionados, el subsecretario de Estado dice que «se nota que el régimen está deteniendo a los que cuentan la verdad, a los que opinan algo distinto a lo que dice el Partido Comunista cubano».

«Es importante que cada democracia alce la voz a favor de los derechos humanos y a favor de la democracia en Cuba, y que los países de la UE compartan con EEUU esa meta de una Cuba democrática», agregó.

Cuba es una de las dictaduras que podría ingresar este martes al Consejo de Derechos Humanos aunque no cumplen con normas de democracia y transparencia, indicó el Servicio Internacional de Derechos Humanos (ISHR).

Asimismo opositores desde la Isla han mostrado su rechazo a que se concrete el puesto de Cuba en este importante Consejo de la ONU.

El disidente Manuel Cuesta Morúa precisó que sería una de las peores noticias «que el país que viola día tras día todos los derechos del ciudadano» pueda ser honrado con un asiento en ese organismo.

Por su parte, la curadora y activista Claudia Genlui, quien forma parte del movimiento San Isidro, expresó: «Cuba no debe integrar el Consejo porque viola constantemente diferentes derechos y yo misma he sido víctima. Los encarcelamientos arbitrarios de amigos y colegas».

Mientras el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer, comentó que si el gobierno de Cuba está dentro del Consejo de Derechos Humanos «se incrementarán las violaciones en la isla porque se va sentir con mayor impunidad».