Foto de pixabay

EEUU se ha convertido en el tercer país emisor de refugiados con destino a Canadá, solo por detrás de Haití (7,785 personas) y Nigeria (6,005), reporta Telemundo 51.


Algunos estadounidenses, principalmente personalidades habían mencionado poco antes de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016, que si el magnate ganaba se irían del país, no obstante muchos de ellos se han quedado radicando en Estados Unidos, pero según las estadísticas, un total de 2.550 norteamericanos solicitaron refugio en Canadá en 2017, un 545% más que el año anterior.

Sin embargo en lo que va de año, el flujo de solicitantes estadounidenses ha caído con respecto al pasado año, pero el reporte de la cadena hispana informa que los números siguen sorprendiendo, por ser muy superiores a lo normal.

1.215 ciudadanos de EEUU pidieron refugio en Canadá en los primeros tres meses de 2018, Estados Unidos superó increíblemente a los solicitantes llegados de México, Colombia, Venezuela y El Salvador.

Las autoridades canadienses han revelado que muchos de los estadounidenses que pidieron refugio el pasado año son menores, y en la mayoría de los casos de padres haitianos, o al menos no nacidos en EEUU, aunque de manera clara Canadá no indica los motivos por los que más de 2.000 norteamericanos decidieron pedir refugio en ese país vecino.


Expertos ofrecen algunos argumentos, como que el gran flujo de familias haitianas está relacionado con el anuncio de Trump de la cancelación del Estatuto de Protección Temporal (TPS), que podría afectar a unos 60 mil haitianos que residen en territorio estadounidense gracias a este programa.

Pero aunque las verdaderas razones no están del todo claras, Canadá no se enfrentaba a una oleada similar de estadounidenses desde hace décadas.

Miles de estadounidenses buscaron asilo en el país vecino en las décadas de los sesenta y setenta durante la Guerra de Vietnam (1964-1975).

En esa época, entre 20.000 y 30.000 jóvenes norteamericanos huyeron de su país, y se radicaron en Canadá, para evitar ser enviados a la guerra.

Y de acuerdo a estimaciones, unos 125.000 estadounidenses de todas las edades, emigraron a Canadá en el período antes mencionado.