Apenas horas después de salir en libertad, Michael Carnevale vuelve a ser esposado y llevado a la estación policial esta vez por sacar al aire libre los equipos de su gimnasio cerrado ayer en la tarde.


Carnevale ha sido arrestado dos veces en el pasado por negarse a cumplir la orden ejecutiva que exige el uso obligatorio de máscaras faciales. Carnevale se niega a hacer el uso de máscaras obligatorio dentro de su gimnasio 1440 Fitness ubicado en la ciudad de Plantation.

En horas de la tarde de este jueves Carnevale fue arrestado por segunda vez, mientras que su negocio fue cerrado por un periodo de 96 horas. En desacuerdo con la medida Carnevale se dirigió a su gimnasio esta mañana, luego de salir en libertad, y sacó los equipos para el área del estacionamiento.

La policía de Plantation apareció y lo arrestó nuevamente, por tercera vez. Su esposa también fue detenida.

Antes de ser arrestado conversó con algunos reporteros.


“Creo que vale la pena defender esto”, dijo a Local 10 News. “Cuanto más parecemos cumplir con estos mandatos, más extraños, más intrusivos parecen haberse vuelto estos mandatos”.

Carnevale, quien tiene una demanda pendiente contra el condado por el uso de las mascarillas, dice que no quiere que la gente se desmaye mientras hace ejercicio con máscaras puestas o que altere sus patrones naturales de respiración.

Los oficiales de policía dijeron a los miembros del gimnasio en el estacionamiento que no podían usar el equipo porque el gimnasio estaba cerrado.

Los miembros del personal volvieron a meter los equipos dentro del gimnasio mientras la policía se llevaba a Carnevale y su esposa a la estación.