Avión Boeing 777 de la aerolínea Emirates fue captado en cámara realizando un dramático aterrizaje producto de los fuertes vientos en el aeropuerto de Newcastle.

El avión tuvo que abortar el aterrizaje en su primer intento después de haber tocado pista.

En el segundo intento el piloto logró aterrizar el avión con todos los pasajeros a salvo.