Dos hombres que pintaban la fachada de uno de los edificios del Hospital Calixto García fueron rescatados luego que el andamio en donde trabajaban comenzara a caerse.


El incidente sucedió el pasado miércoles de acuerdo a la información brindada a CubaNet por Wilmer Cuní, uno de los testigos en el momento.

“Todo fue muy rápido. El andamio empezó a caerse de un lado. Yo pensé que los empleados se mataban, porque te aseguro que si ellos caen de esa altura no creo que hubieran hecho el cuento”, relató.

Los dos trabajadores fueron puestos a salvo cuando el cuerpo de bomberos llegó a la escena y con mediación de sogas lograron bajar a los trabajadores.

“Aquí no nos dan medios de protección ninguno y no es que seguro no los manden. Lo más probable es que se los lleven, porque como no hay control de nada… imagínate tú. Tenemos que estar arriesgando nuestras vidas para poder trabajar y ganar dinero. Nos la jugamos día a día”, apuntó.


Una grabación de Cubanet capturó el momento en que llegaron los bomberos hasta que los trabajadores tocan suelo tras el rescate.

Durante la grabación un hombre no uniformado se acercó a la persona que grababa para decirle que dejara de grabar.

«Tu no puedes filmar», aseguró el hombre añadiendo que tenía que salir del hospital si quería filmar, ya que ahí dentro no estaba permitido.

La persona sin embargo continuó su grabación aún tras las advertencias y después de ver que el hombre agarraba un radio que traía en un bolsillo trasero.