Nahomys Acosta, judoka cubana/Imagen tomada de Twitter

Aterrizando en el Aeropuerto de Barajas, en Madrid, dos judocas cubanas abandonaron la delegación oficial que viajó a la capital española para participar en el clasificatorio para los Juegos Panamericanos Junior de Cali, dio a conocer el portal estatal Jit, informó Diario de Cuba.

Las atletas fueron identificadas como Ayumi Leyva y Nahomys Acosta, quienes desertaron durante una escala del vuelo en Madrid.


La delegación cubana ya estaba afectada antes de llegar a España, puesto que de los 12 deportistas que participarían en la competencia, siete enfermaron de Covid-19 y no pudieron viajar.

«En pruebas de PCR dieron positivo siete de los 12 atletas llegados allí, y las especificaciones del torneo indicaban que con cuatro casos positivos se retiraba al país toda posibilidad de competir», reveló Rafael Manso, comisionado nacional de la disciplina.

«Ahora deberá esperarse por una entrega de invitaciones prometida por el presidente de la Confederación Panamericana de Judo, el peruano Carlos Zegarra, quién en comunicación con nosotros expresó esa decisión ante el impedimento de competir», añadió.

La deserción de deportistas cubanos es una práctica que se viene dando desde hace muchísimo tiempo, muchos atletas deciden quedarse en otros países cuando se les da la oportunidad de salir de la Isla a cualquier evento internacional, pese a los castigos que impone el régimen a los profesionales que abandonan misiones o competencias estatales en otras naciones.


Sin embargo, este fenómeno se ha hecho todavía más habitual en los últimos meses, debido a la crítica situación que enfrenta Cuba, con la aguda crisis política, social, económica y sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Una de las deserciones más sonadas de este 2021, fue la del pelotero cubano César Prieto, considerado una estrella en la Isla.

Prieto abandonó la escuadra cubana pocas horas después de llegar a Estados Unidos, para participar del torneo preolímpico donde el equipo busca clasificarse a Tokio.