carcel-ok1

El activista Miguel Ángel López Herrera lleva en huelga de hambre 32 días junto al activista Misael Matos Gaínza, que empezó su protesta el 15 de noviembre en Guantánamo.


La huelga de López Herrera empezó el 21 de octubre al ser sancionado con un año de cárcel por el impago de multas según el Tribunal Municipal de Guantánamo.

Las infracciones se debían a la reclamación por parte de López Herrera de un empleo y salario dignos.

El activista fue detenido el pasado mes de octubre cuando se encontraba en su domicilio y la Policía lo trasladó a una unidad policial de la ciudad de Guantánamo donde comenzó su huelga de hambre y pasados diez días ha tenido que ser trasladado al Hospital General Docente Doctor Agustino Neto.

Su esposa, Tamara Basulto Pérez advierte que su esposo «padece de insuficiencia renal, de la columna y es hipertenso».


En el caso del activista Misael Matos Gaínza, se encuentra a la espera de juicio por «un presunto delito de atentado por el que le piden tres años de privación de libertad» según informa su esposa y también activista Onelia Gaínza Guzmán.

Matos Gaínza fue apresado por la policía el pasado 3 de septiembre cuando se lo llevaron junto con su esposa en su casa a las 6.30 de la mañana.

Ambos activistas han sido acusados de presunto delito de atentado y piden para ambos tres años de privación de libertad.