El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmo una orden que restringe la emisión de visas y admisión de refugiados de países considerados de riesgo.

En primer lugar, se suspende durante 90 días la emisión de visas para nacionales de “países de especial preocupación”. Entre los países vaneados esta Irak y Siria, de acuerdo a CNN, la Casa Blanca aseguró que también impactará a nacionales de Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.

El Departamento de Seguridad Nacional realizará una revisión de la información de estos países para determinar que el individuo “es quien dice ser, y no es una amenaza para la seguridad pública” dijo Trump en el anuncio.

Trump además suspendió el Programa de Exención de Entrevista en el proceso de visado que beneficiaba a viajeros frecuentes a los EEUU. “Todo individuo que busque una visa de no inmigrante requiere ser entrevistado en persona” dijo la orden ejecutiva.


El Programa de Admisión de Refugiados queda suspendido por un periodo de 120 días, en tanto el Secretario de Seguridad Nacional revisa el proceso de adjudicación y considera medidas adicionales para asegurar que “la admisión de refugiados no suponga una amenaza a la seguridad y bienestar de los EEUU”.

La suspensión del programa de refugiados, aunque de manera temporal afecta no solo a los países mencionados sino a todos los países que califican bajo el programa.