En una nueva presión de Donald Trump contra la industria automotriz, el presidente electo de Estados Unidos advirtió que impondrá un impuesto fronterizo de 35% a los autos que la compañía alemana BMW planee construir en una nueva planta en México y exportar al mercado norteamericano.

El republicano realizó estas declaraciones en una entrevista con el diario alemán Bild, que el domingo divulgó extractos de sus comentarios.

Una portavoz de BMW señaló que una planta del Grupo BMW en San Luis Potosí ensamblaría la Serie 3 del BMW a partir de 2019, con la producción destinada al mercado mundial.