Los fundadores de Dolce & Gabbana emitieron una disculpa el viernes después de la indignación por una reciente campaña publicitaria que llevó a la postergación de su desfile de modas de Shanghai, recogió la revista Time.

Esta semana, Domenico Dolce y Stefano Gabbana se enfrentaron a una reacción generalizada en los comerciales que promocionaban el próximo espectáculo de Shanghai. Los anuncios mostraban a una mujer china que intentaba comer comida italiana con palillos. En uno, la mujer lucha por comer un cannoli y un narrador pregunta: «¿Es demasiado grande para ti?»

En un video, los diseñadores se disculparon por los anuncios, que muchos encontraron racistas.

«Siempre hemos estado enamorados de China», dijo Dolce en el video. “Amamos tu cultura y ciertamente tenemos mucho que aprender. Es por eso que lamentamos haber cometido errores en la forma en que nos expresamos».


«Nunca olvidaremos esta experiencia y ciertamente nunca volverá a suceder», dijo Gabbana. «Desde el fondo de nuestros corazones, pedimos perdón».

Los diseñadores culminaron el video diciendo «lo siento» en mandarin.

Los comerciales causaron revuelo en las redes sociales y miles de productos de alta gama de moda fueron retirados de los sitios web de compras más grandes de China. Dolce & Gabbana se vio obligada a cancelar el desfile de modas de Shanghai antes de su inicio programado debido a que las celebridades boicotearon el evento y los modelos se negaron a participar.

La controversia continuó cuando los mensajes filtrados de Instagram de Gabbana se hicieron públicos. En los mensajes, Gabbana parece decir que los polémicos videos se publicaron «por mi voluntad» y se queja de la «Mafia maloliente ignorante de China».

Gabbana afirmó que su cuenta de Instagram fue hackeada.