Tienda Dolce & Gabbana en Nueva York- Captura de pantalla Google Maps

La marca de diseñadores Dolce & Gabbana ha demandado a dos blogueros estadounidenses por presunta difamación y exige un pago por daños de aproximadamente 600 millones de dólares.

Todo comenzó en el 2018 cuando Dolce&Gabbana fue boicoteado en Asia después de la indignación por lo que parecerían ser videos culturalmente insensibles promoviendo un importante desfile de modas en Shanghái y publicaciones subsecuentes de comentarios insultantes en un chat privado de Instagram.


Los blogueros, de la cuenta de Instagram Diet_Prada, están siendo demandados en corte italiana por compartir comentarios antiasiáticos atribuidos a uno de los diseñadores que, a su vez, provocó que los consumidores asiáticos boicotearan la marca.

Como resultado, el desfile fue cancelado, tiendas retiraron la mercancía de Dolce&Gabbana y personalidades reconocidas de Asia rechazaron la marca.

La demanda fue presentada en el 2019, pero se hizo pública hace tres días cuando Diet_Prada publicó al respecto en sus redes sociales.

“Todo este caso es una forma de tratar de silenciar a Diet Prada y de silenciar personalmente a Tony (Liu) y Lindsay (Schuyler)”, dijo Susan Scafidi, directora del Instituto de Leyes de la Moda de la Facultad de Leyes Fordham, que coordina la defensa de los blogueros.


La cuenta de Diet_Prada es muy seguida en el mundo de la moda por sus punzantes comentarios sobre la falta de originalidad en los diseños y otros temas de carácter social.

En Instagram Diet_Prada publicó:

«Con tanto odio anti-asiático extendiéndose en los EE. UU., Se siente mal seguir en silencio sobre una demanda que amenaza nuestra libertad de expresión. Somos una pequeña empresa cofundada por una persona de color, que trata de hablar en contra del racismo en nuestra propia comunidad.
ל ⠀
La demanda argumenta que deberíamos ser responsables de la pérdida de ingresos y otros daños a Dolce & Gabbana y su cofundador Stefano Gabbana después de que criticamos su campaña publicitaria de 2018 en Weibo por su descripción estereotipada y sexista de una mujer china, y revelamos anti- Comentarios asiáticos provenientes de la cuenta de Instagram de Gabbana.
ל ⠀
Tras la respuesta negativa generalizada a su campaña publicitaria y el retiro de muchas modelos e invitados chinos de un desfile de moda planificado en Shanghai, el evento fue cancelado y Dolce & Gabbana emitió una disculpa pública en video con sus fundadores. Poco después, a principios de 2019, la marca presentó una acción por difamación exigiendo que pagáramos una indemnización de 3 millones de euros para Dolce & Gabbana y 1 millón de euros para Stefano Gabbana.
ל ⠀
El Fashion Law Institute, una organización sin fines de lucro, con sede en Fordham Law School, está coordinando nuestra defensa a través de su clínica pro bono en colaboración con el bufete de abogados italiano AMSL Avvocati, que amablemente ha aceptado representarnos a un precio reducido. Habiendo cultivado Diet Prada como una plataforma donde podemos denunciar el racismo, amplificar las historias de la comunidad BIPOC en general y mantener a la industria de la moda en un estándar ético más alto, ha sido una de las experiencias más gratificantes hasta ahora y nuestra única esperanza es proteger eso«..