El doctor cubano Manuel Guerra fue arbitrariamente detenido por agentes de la Seguridad del Estado que sin previo aviso se aparecieron en su puerta demandando verle el domingo en la mañana.


Por más de siete horas, Guerra, quien con frecuencia hace uso de las redes para expresar su opinión política, estuvo incomunicado en contra de su voluntad siendo liberado en la tarde del domingo.

Al doctor holguinero, especialista en obstetricia y ginecología, una vez más sin pelos en la lengua tomó las redes tras su liberación para enviar un mensaje: «Están con la soga al cuello. No es momento de ceder. Vamos a gritar todos juntos».

En una directa Guerra dio detalles de la detención. Además denunció como los dos oficiales ni siquiera se identificaron e irrumpieron en su casa para llevárselo mientras él se oponía.

«Me sacaron, me desaparecieron. Mi madre estaba super preocupada», dijo Guerra.


En Facebook compartió el siguiente mensaje:

«Me parece que me matan a un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar» J.M. Es denigrante ver la actual situación de mi tierra, se llenan de osadía para venir a ultrajar la privacidad en la morada de los inocentes y no son capaces de tener un acto de valentía real, yo no soy enemigo de mi Patria, solo quiero el bien para ella y los que la habitan, el enemigo no es el imperialismo yanqui? Por qué no se llenan de la valentía que presumen y los sacan de la base naval de Guantánamo? Ah no, es más fácil ir a sacar a un médico de su domicilio solo por publicar en las redes su punto de vista».

«COBARDES DOBLE MORAL. AY DEL QUE SE LE OCURRA PAGAR UNA MULTA POR PROPAGACIÓN DE EPIDEMIA, LOS ARBITRARIOS ESBIRROS QUE ME SACARON EN CONTRA DE MI VOLUNTAD DE MI HOGAR NI SIQUIERA ME PERMITIERON COGER EL MI NASOBUCO, NO ME PERMITIERON VESTIRME, NI DESAYUNAR, NI CEPILLARME LOS DIENTES, NO ME BRINDARON NI SIQUIERA AGUA… ESTE PAÍS LES QUEDA GRANDE… VIVA CUBA LIBRE».

Este lunes Guerra salió de su casa para ir a presentar una denuncia contra los oficiales que lo detuvieron. En una directa informó que se dirigía a Fiscalía Provincial y Atención a la Ciudadanía para presentar una denuncia por los delitos de «allanamiento de morada» y por «propagación de epidemia» ya que le impidieron agarrar el nasobuco al sacarlo de su casa.