Foto de archivo

Un grupo de empleados, y exempleados, del sistema de autobuses escolares de Miami Dade han sido acusados de defraudar a la compañía de seguros presentando reclamos presuntamente falsos, informó Local 10 News.


Una investigación realizada por detectives de fraude del Estado de Florida encontró que los empleados utilizaron la información personal de casi 11 niños para presentar reclamaciones de reembolso de seguros fraudulentas.

Los reclamos con fecha entre los años 2015 y 2018 sumaron un total de $ 426,933 dólares. Doce fueron las personas arrestadas, entre conductores y ayudantes de autobús, quienes presentaron 68 reclamaciones de seguro de lesiones por accidentes a una compañía de seguros utilizando la misma información sobre accidentes con lesiones.

Según los detectives, los empleados obtuvieron registros médicos legítimos proporcionados por otros participantes donde salía la información personal de los niños cuando fueron atendidos previamente en varios centros médicos. Con la información personal en estos reportes presentaban reclamaciones de seguros como si fueran los padres de los niños.

«Cuando los empleados públicos son parte del problema y cuando los beneficios médicos públicos se utilizan para hacer que el complot funcione, estos son eventos vergonzosos. También son delitos». dijo la fiscal estatal de Miami-Dade Katherine Fernandez Rundle.