Doce meses de cárcel tras un juicio sumario para una madre cubana/Imagen tomada de redes sociales

Taymara Brown Samon no ha vuelto a ver a su hijo de siete años desde que fuera detenida el pasado 11 de julio, durante las protestas masivas que tuvieron lugar en múltiples localidades en Cuba, la isleña fue condenada a 12 meses de cárcel el 23 de julio en un juicio sumario, sin derecho a defensa, denunció el Movimiento San Isidro en redes sociales.

«La joven de la foto se llama Taymara Brown Samon y ese es su pequeño hijo, Yunior. Tiene siete años y no ha podido ver más a su madre desde que fuera detenida el 11 de julio. Vivían en el barrio de San Isidro, en La Habana Vieja, pero Taymara es originaria de Guantánamo. Sobre ella pesan, además del estigma político después de ser condenada por manifestarse pacíficamente como miles de cubanos, muchas otras discriminaciones: mujer, mestiza, pobre, oriental», sostiene el comunicado.


«El 23 de julio, Taymara fue juzgada sumariamente, sin abogado, en el Tribunal Provincial y condenada a un año de privación de libertad. Su hijo tuvo que irse lejos de la Habana con su abuela, que es muy anciana. Es una tremenda injusticia ver separada a una madre de su hijo y a este de su ambiente habitual, por un sistema judicial cruel que no ha garantizado ni siquiera una defensa digna a ciudadanos cubanos», agrega la nota.

«Basta ya de familias separadas, de hijos pequeños privados de sus madres. Basta ya de represión y autoritarismo!!¡Libertad inmediata para Taymara!», concluyeron.

Este caso no es exclusivo, hay decenas de cubanos encarcelados injustamente a raíz de las manifestaciones que tuvieron lugar a lo largo y ancho de la Isla, debido al hartazgo popular tras seis décadas de dictadura. Entre los presos políticos se contabilizan madres y menores de edad.