A casi más de un año que el DJ Diplo, del grupo Major Lazer, pusiera a bailar a todos en Cuba, conversó con la agencia AP sobre esta experiencia.


«El lado cubano requirió muchos preparativo. Mi equipo, mis representantes, los productores del evento, pasaron unas 16 a 18 meses planeando, produciendo el espacio del evento y haciendo que fuera correcto para ambos gobiernos», dijo el autor de Lean On.

Sobre la preparación de este concierto, uno de los más difíciles en concretar durante su carrera, explicó:

“En cuanto a producción… estamos hablando de cuatro vallas para casi medio millón de personas. Todas estas vallas fueron llevadas de una bodega y pintadas de blanco el día del show. Así que no podía creer que todo fue manejado y organizado y que todos estuvieron seguros en el concierto, sin problemas», aseguró.

Pero el famoso DJ siempre busca dónde su música puede ser bien recibida, sin importar qué tan lejano sea ese sitio.


«Siempre estoy buscando ¿dónde está ocurriendo la música?, ¿cómo puedo ser parte de ella?, ¿cómo puedo ayudarla?, ¿cómo puedo presentar algo nuevo? Y es fácil que cualquiera haga eso, simplemente tienes que ser un poco aventurero», expresó Diplo, quien ha llevado su música a lugares como Nigeria, Nepal y Pakistán.