Durante una audiencia con el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes el miércoles, un diplomático estadounidense dijo que los funcionarios de Estados Unidos todavía no saben con certeza cómo sucedió el ataque sónico en Cuba.

El Departamento de Estado de EE. UU informó que 26 estadounidenses que estaban en Cuba se vieron afectados. .

«No sabemos quién es el responsable», dijo el diplomático estadounidense Kenneth Merten durante la audiencia.

Hace unos dos años, los empleados de la embajada de Estados Unidos en La Habana comenzaron a experimentar problemas de salud que los médicos determinaron que eran similares a una lesión cerebral traumática leve, según funcionarios de los EE. UU.


Como respuesta, la administración de Trump expulsó a 15 diplomáticos cubanos y redujo el personal en la embajada de los Estados Unidos en La Habana. Los funcionarios cubanos niegan la participación.

Diplomáticos canadienses reportaron experimentar los mismos síntomas después de pasar un tiempo en La Habana. El Departamento de Estado de EE. UU. informó sobre los mismos diplomáticos afectados por la enfermedad en Guangzhou, China.