Miguel Díaz Canel como representante del régimen castrista-opresor que rige en Cuba se dirigió al pueblo una vez más para mentir descaradamente sobre la situación de la pandemia en países del primer y en Estados Unidos en particular.

En una entrega publicada por la Televisión Santiago de Cuba en su canal de Youtube, Díaz Canel envió un breve mensaje al pueblo donde en aras de engrandecer la muy cuestionable gestión médica ante la pandemia en Cuba, este atacó la respuesta dada en países con economías del primer mundo mintiendo abiertamente sobre como los pobres no reciben ayuda médica.


«(…) los pobres fueron desfavorecidos porque no existen políticas públicas orientadas al pueblo para su salvación», dijo sobre el colapso médico que ha afectado a muchos países con densidad poblacional mucho más grande que la de Cuba. Además países donde el sistema de salud es público y accesible a toda la población, entre ellos muchos europeos.

En Estados Unidos en particular las personas afectadas no han dejado de recibir asistencia médica de primera por tener bajos ingresos, como asegura y como quiere el dictador hacer creer a los cubanos en la Isla que cada vez cuenta con recursos más limitados y donde los afectados reciben una pésima atención médica debido a ello.

«La pandemia no ha afectado solo a Cuba. Ha afectado a todo el mundo, incluso a los Estados Unidos. Ha afectado a los países ricos. EEUU y esos países no tuvieron la capacidad para enfrentar los efectos de esta pandemia en sus inicios. Y en mucho de esos países colapsaron los sistemas de salud», dijo Canel para después argumentar que en Cuba han sabido enfrentar todos los retos de la pandemia y sus desafíos.

La semana pasada el gobierno estadounidense aprobó que determinadas aerolíneas efectuaran vuelos humanitarios a Cuba para llevar ayuda. Sin embargo a la fecha de hoy el gobierno cubano no ha aprobado dichos vuelos.


El colapso en los hospitales cubanos y las denuncias de los cubanos afectados inundan las redes sociales a diario.

No se trata de un colapso solo por la pandemia, en la isla escasean los medicamentos más básico. Las instalaciones están en pésimas condiciones, algo que ya era un problema en tiempos pre-pandémicos. Además el personal médico es limitado en número por los miles que están fuera en misiones, se encuentran agotados y con pocas herramientas para dar una respuesta satisfactoria.