Miguel Díaz-Canel asegura su gobierno no puede desconocer a quienes residen en el exterior y son cubanos (Imagen de archivo)

El Gobierno de la Isla no puede desconocer «a los muchos cubanos que viven en el exterior orgullosos y nostálgicos de su patria», aseguró el designado gobernante Miguel Díaz-Canel en la asamblea de balance anual del Ministerio de Exteriores de Cuba (MINREX), el lunes, informa CubaNet citando al portal de noticias Cibercuba.


El sucesor de Raúl Castro también apuntó lo mucho de «inmigración y mestizaje» en los orígenes de Cuba, y recalcó la necesidad de tenerlo presente.

La política migratoria de la Isla, según Díaz-Canel, debe convidar a todos «a contribuir al desarrollo y la defensa de la patria hasta donde cada uno pueda.

«No tenemos que coincidir en todo, pero podemos sumarnos», añadió.

El líder comunista agregó que «debido al fuerte impacto que tienen los servicios consulares tanto en los cubanos de la Isla como en los que residen en el exterior, es importante garantizar una mejor calidad, profesionalidad y buen trato.


Una vez más el discurso de Díaz-Canel dista de la realidad de los cubanos, el gobernante olvida los muchos cubanos sancionados y sometidos a ocho años de destierro, los llamados «desertores» por el régimen.

A los cubanos que residen en el exterior, el gobierno no les permite invertir en Cuba, están obligados a pagar las más altas tarifas por trámites de pasaporte, y otros servicios consulares, recuerda CubaNet.

Los naturales de la Isla, que residen en el extranjero tampoco pudieron votar en los consulados cubanos en el exterior, a propósito del referendo constitucional reciente.

Muchos de los que se fueron de Cuba, durante años han recibido calificativos denigrantes como «gusanos», «ex-cubanos», «contaminados» o «mal nacidos», según palabras del propio Díaz-Canel en Twitter.