El “presidente” de Cuba, Miguel Díaz-Canel, con el cinismo que acostumbra a los dirigentes en la isla, aseguró que los cubanos no emigran en masa, sino que viajan mucho y cada vez más regresan a Cuba.

Díaz-Canel intento demostrar con números que los cubanos no emigran de manera masiva, “continúa el aumento de salidas del país con pasaporte corriente, periodo en el que se realizaron 2 millones 674.076 viajes” dijo.

“Se aprecia un incremento sostenido en la entrada de cubanos residentes en el exterior, fundamentalmente desde territorio estadounidense. Desde el 14 de enero del 2013 hasta el 14 de enero del 2018 se registraron 2 millones 080.043 entradas, de ellas, 1 millón 585 .575 desde los Estados Unidos” continuó Canel.

Agregó que en 2017 hubo un récord de entradas a Cuba desde EEUU. Ese año, “432.786 entradas fueron desde ese país”. Hasta julio de 2018, “alcanzan las 301.987, lo que significa un crecimiento del 20%, comparado con igual periodo del año 2017”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“A partir de esta tendencia es previsible que por primera vez en 2018 se rebase la cifra de medio millón de viajes de cubanos residentes en Estados Unidos a nuestro país.”

Canel pidió el fin de la ley de ajuste cubano: “no será posible alcanzar relaciones totalmente normales en el ámbito migratorio hasta tanto el Congreso de este país abrogue o elimine la llamada Ley de Ajuste Cubano, que estimula la continuidad de un flujo irregular y restringe la posibilidad de los cubanos de obtener visas para visitar Estados Unidos y establecer contactos normales con sus familiares.”