Peleas de gallo en Miami. Foto: patarapong saraboon / Shutterstock.com

Vecinos de una propiedad al suroeste de Miami-Dade, notificaron a la policía a través de una llamada telefónica, que sospechaban que en la vivienda cita en el 21415 del suroeste y la calle 340, podía estar ocurriendo peleas de gallos, por los ruidos y escándalos que se escuchaban salir de ese lugar, reportó Univisión.

La policía se presentó en el lugar tras haber recibido la notificación, pudiendo arrestar 9 personas involucradas con peleas de gallos, algunos de ellos fueron apresados en el lugar y otros tratando de huir, también hubo uno que justifica su presencia en el lugar diciendo que estaba comprando aguacates.


Los oficiales al presentarse en la dirección notificada, notaron ciertas irregularidades, por lo que decidieron solicitar apoyo de otras patrullas, para evitar poner en riesgo su seguridad.

 Dentro de la propiedad pudieron constatar que efectivamente se estaba realizando una pelea de gallos; “Es evidente que se estaba llevando a cabo una pelea de gallos y que la mayoría de los participantes huyeron de la escena antes de la llegada de la policía”, dice en el informe de la policía. La vivienda estaba preparada para la actividad, las jaulas construidas como lo demanda la actividad, algunas aún ocupadas por gallos de peleas.

Desde el año 2015, las peleas de gallos pasaron a ser actividad proscrita en Florida por leyes federales y estatales, que protegen a las peleas de animales, protegen a las especies del maltrato, con propósitos de combate o enfrentamiento, etc.