El periodista Pelayo Terry Cuervo, fue destituido por el Partido Comunista de Cuba (PCC) de su órgano oficial de prensa, alegando “errores” cometidos, sin ofrecer más detalles al respecto.


Una muy breve nota, publicada en el estatal Granma dice: “Atendiendo a errores cometidos en el cumplimiento de sus responsabilidades, la Dirección del Partido decidió liberar como director del periódico Granma al compañero Pelayo Terry Cuervo”.

“Hasta tanto se designe al nuevo director, asume estas funciones, desde su cargo, el actual subdirector Oscar Sánchez Serra”, finaliza la nota de la prensa oficialista.

El ex director del Granma, fue designado en octubre de 2013, para sustituir a Lázaro Barredo Medina, y Terry Cuervo se desempeñaba en aquel entonces como director de Juventud Rebelde, órgano de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), medio oficial que ofrecía más o menos lo mismo, de acuerdo que la prensa en Cuba está sitiada; y los periodistas son voceros del régimen, al menos refiriéndonos a los diarios que circulan en las calles cubanas, excluyendo el incipiente periodismo independiente que desde hace algunos años se desarrolla en la Isla, pese al hostigamiento del régimen.

Cuervo egresó de la carrera de Periodismo en 1998, y es máster en Ciencias de la Comunicación, antes de estar al frente de Juventud Rebelde, fue corresponsal jefe de la Agencia de Información Nacional en el año `90, y el subdirector del diario Tribuna de La Habana, medio estatal.


No será la primera vez que el régimen destituye, cuando ya las personas no hacen falta o caducaron, o cometieron lo que ellos consideran un “error”, por quizás no responder a sus intereses de la manera «adecuada».

(Con información de Diario de Cuba)