cocodrilo-orlando-nino


La investigación de las autoridades con motivo de la muerte de un niño que fue arrastrado por dos caimanes en Orlando arrojo que los bomberos violaban las normas de seguridad alimentando a los caimanes en el lago.

Según correos electrónicos obtenidos por el periódico Orlando Sentinel (http://tinyurl.com/j24jg7g ), Servicios de Emergencia de Reedy Creek amonestó a bomberos por alimentar al menos a uno de dos caimanes en una estación ubicada a menos de 800 metros (media milla) de Seven Seas Lagoon, donde el niño de 2 años Lane Graves fue arrastrado por un caimán al agua, ocasionando su muerte.

Alimentar caimanes es ilegal en todo el estado de Florida.