Un viaje turístico muchas veces no implica solo placer. En muchas ocasiones tenemos que lidiar con cargos extras que cobran los hoteles, las aerolíneas o hasta los altos precios en la comida.


Por ese motivo, CNN ha reunido la opinión de varios expertos que aseguran que existen maneras de preparar un presupuesto que alcance, más allá de los gastos imprevistos.

“Ya no puedes solamente presentarte en el aeropuerto y sentarte en cualquier silla que haya sido escogida para ti, ya no puedes simplemente llegar al hotel que fue elegido para ti. Es necesario que seas un consumidor realmente agresivo”, señala el investigador Jen Drexler.

No es un secreto que las aerolíneas tienden a cobrar tarifas adicionales sin que muchas veces nos percatemos.

“Creo que uno de los peores es el cargo adicional por cambios”, dice George Hobica, presidente de airfarewatchdog.com. En América del Norte, “solía ser gratis cambiar un pasaje o un horario. Ahora cuesta 200 dólares. A la aerolínea no le cuesta 200 dólares cambiar ese boleto. De hecho, lo haces tú mismo”.


En medio de muchas quejas, las aerolíneas se defienden con sus programas de lealtad, lo que, según muchos viajeros, ya no tienen la misma calidad que años atrás.

“Piensas que si alcanzas el siguiente estatus te van a tratar mejor”, dice Brian Whitney, vicepresidente de ventas de Allure Global y habitual viajero de negocios.

Para enfrentarnos a estas tarifas inesperadas, los expertos aconsejan buscar la ayuda de páginas que se especialicen en predecir tendencias de viajes, y organizar todos los detalles con al menos tres meses de antelación de la fecha prevista para iniciar el recorrido.