Tormenta-florida


La onda tropical que apuntaba a afectar a Miami para el fin de semana se ha disipado casi completamente y ya no representa una amenaza, aunque se esperan lluvias durante el fin de semana.

La Oficina del Centro Nacional de Huracanes (CNH) en Miami informó el viernes que la onda tropical 99-L que atraviesa el Caribe se ha debilitado y ahora tiene sólo un 20% de posibilidades de alcanzar la categoría de tormenta tropical en los próximos dos días. Esa posibilidad se calculaba en 80% el miércoles pasado.

La onda además de debilitarse se ha movido más al sur aumentando las posibilidades que pase por el Estrecho de la Florida sin afectar tierra.