El pasado jueves 26 de octubre se derrumbó un edificio de cinco plantas en Centro Habana, lo cual causó la muerte a un adolescente y dejó heridos a varios vecinos.

El inmueble sito en la calle Neptuno 511, entre Perseverancia y Campanario, sufrió un «desplome interno» que aplastó a un adolescente que estaba durmiendo.

Un miembro del Destacamento de Salvamento y Rescate dijo que fue necesario poner una escalera en el antiguo cine Neptuno para sacar a todos los vecinos del área.

«La Oficina Municipal de Arquitectura y Vivienda de Centro Habana había calificado la instalación de ‘estática milagrosa’ o en ‘peligro de derrumbe’, pero la gente seguía allí porque no tenían para donde ir», señala Martí Noticias.


Decenas de vecinos, además, perdieron sus inmuebles. Una familia del edificio antes de ser trasladada al albergue de Boyeros, dijo que el Gobierno nunca se interesó en reparar el edificio, y ahora estan en la calle. «Lo perdimos todo. Hay que comenzar de nuevo».

Los derrumbes en Cuba son bastante frecuentes debido a la falta de mantenimiento de muchas infraestructuras.

El destino de las personas que sufren estos desastres suelen ser albergues a donde los envía el Gobierno con la promesa de una casa.

(Con información de Diario de Cuba)