Crandon Park en Key Biscayne (foto de pixabay.com)

Luego de que el Departamento de Salud de la Florida emitiera dos advertencias de altos niveles de enterococci en las playas de Key Biscayne Beach Club y Crandon South, el pasado 6 de septiembre, ya los bañistas podrán nadar de nuevo en la primera, pero no en la segunda.


El enterococci es una bacteria que puede provocar infecciones en el conducto urinario, diverticulitis o meningitis en personas con la salud frágil, alerta El Nuevo Herald.

La advertencia del Departamento de Salud ha sido levantada para Key Biscayne Beach Club, luego de varios días en que analizaron las aguas, como resultado se evidenció que estaban limpias, sin embargo la alerta continúa para Crandon South.

Durante estos meses de verano, Florida ha emitido distintas alertas en las que se advertía al público, que las aguas tenían heces fecales, en tan solo un mes Crandon North tuvo tres advertencias.

(Con información de El Nuevo Herald)