Denuncian el régimen quiere decomisar la sede de la UNPACU (Imagen de archivo)

Carlos Amel Oliva Torres, líder del Frente Juvenil de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) ha denunciado en redes sociales que las fuerzas del régimen amenazan con decomisar parte de la sede de la organización opositora.


«La «Ola Represiva» que hemos venido denunciando no es un estribillo, se hace cada día más evidente en hechos como los que describe este audiovisual», escribió Oliva Torres en Facebook.

Según el disidente, ayer martes amenazaron al activista Ernesto Oliva Torres, al parecer su hermano, «con decomisar una de las viviendas que conforman la sede principal de la UNPACU, ubicada en calle 9 entre E y G del reparto Mármol» en Santiago de Cuba.

Oliva Torres recordó que desde la sede del movimiento opositor, «se desarrolla un proyecto de asistencia alimenticia que beneficia un centenar de personas diariamente», y también desde ahí se dirige la implementación de la iniciativa Cuba Decide.

Mientras tanto la familia del líder de la UNPACU, José Daniel Ferrer exigen a las autoridades «una prueba de vida después de que le negaran visitarlo por tercera vez en la prisión donde supuestamente se encuentra», dio a conocer CubaNet.


La esposa de Ferrer, la médico Nelva Ortega tras exigir una prueba de vida de su esposo en el centro penitenciario, también sufrió el acoso de las autoridades, que intentaron desnudarla para «revisarla», antes de salir de la prisión Aguadores, donde según el Ministerio del Interior (MININT) tiene recluido al líder de la disidencia.

«Yo me resistí, y cuando logré salir llamé rápidamente a la sede de la UNPACU para explicar lo sucedido pero una decena de policías se me abalanzó encima, me quitaron el teléfono móvil y me advirtieron que tenía prohibida la entrada a la prisión por un año», explicó Ortega.