José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), denunció ayer lunes ante la Comisión Internacional de Crímenes de Lesa Humanidad del Castrismo JusticeCuba, el caso de la muerte de un preso político cubano.


Wilmar Villar Mendoza, murió el 19 de enero de 2012, debido a una prolongada huelga de hambre.

El activista de la UNPACU, pidió también a la comisión que investigue la situación que enfrentan los presos políticos y comunes en la Isla comunista, por parte del régimen cubano en los campos de elaboración de carbón vegetal de marabú.

Un comunicado de JusticeCuba revela que: “José Daniel Ferrer contestó ampliamente las preguntas que el Licenciado Rene Bolio e Hipólito Ramírez le hicieran en referencia a estos casos. El activista proveerá a JusticeCuba con información detallada en ambos casos para la mencionada investigación”.

El preso político fallecido fue arrestado durante una protesta cívica y arbitrariamente juzgado en un juicio sumario, recibiendo cuatro años de condena de prisión política, por lo que realizó una huelga de hambre en la prisión de “Aguadores”, en Santiago de Cuba, la huelga duró más de 50 cincuenta días.


La comisión explicó: “Lejos de recibir la atención médica requerida ya para su delicado estado, fue maltratado por carceleros y mantenido bajo condiciones inhumanas, muriendo en el hospital Juan Bruno Zayas, donde fue llevado ya en estado muy grave, vomitando sangre”.

En cuanto a la producción de carbón vegetal de marabú con mano esclava, el opositor dijo a la comisión que la mayor parte del carbón vegetal que el Gobierno cubano comercializa con el extranjero, es producido por presos políticos y comunes a quienes fuerzan a que trabajen como esclavos.

(Con información de Martí Noticias)