Un profundo deterioro azota al ejército de Venezuela, la evidencia son los documentos oficiales que alertan sobre el incremento de delitos en los que incurren los soldados, según Diario Las Américas.

Cometen crímenes que van desde la reventa de alimentos hasta el robo, la extorsión, incluso asesinatos, estos son los delitos cometidos por los efectivos de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB).

El general Edgar José Rojas Borges en una misiva dirigida a Vladimir Padrino López, titular de Defensa, indica la “alarmante deserción” por parte de la tropa alistada y el incremento del índice delictual que ha salido a la luz en la tropa profesional.

“En tan solo el mes de septiembre de 2017, la Fiscalía General Militar ha solicitado la apertura de averiguación penal militar a 450 profesionales de tropa, de los cuales 200 corresponden al comando de la zona de Miranda y los otros 250 al comando de la zona 43, correspondiente a Tazón”, dilucida la carta.


Rojas Borges, general, arguye que existe una falta de compromiso de los militares con la institución, además de una falta de orientación por parte de los comandantes naturales de los involucrados en los actos delictivos. Y menciona la falta de valores y de principios morales.

¿Pero pueden existir valores bajo un régimen totalitario como el chavismo que carcome a esa nación?

El general ha instado la implementación de una mesa de trabajo con otras autoridades del país para solventar el problema.

Cuatro miembros de tropas fueron detenidos por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) por la presunta participación en el robo de un camión que transportaba alimentos, sale a relucir en otro informe que obtuvo Diario Las Américas.

El siniestro tuvo lugar el pasado 5 de octubre, y al parecer los militares asesinaron al conductor del vehículo.

Rojas Borges, expresó: “Si se hubiese tenido más control sobre estos GNB, que utilizaron vehículos, armamentos y el honorable uniforme para su propio beneficio”, lo sucedido pudo haberse impedido.

(Con información de Diario Las Américas y Cubanet)