«The Chicago Council on Global Affairs» (Comité de Chicago para las relaciones globales), envía delegación a Cuba, es la primera representación de Estados Unidos estadounidense que viajará a la isla, después que la Casa Blanca cambiara de inquilino.

Dicha delegación, estará en Cuba hasta el 1 de febrero, está encabezada por, Ivo Daalder, presidente del Chicago Council y exembajador de Estados Unidos ante la OTAN, además de 35 miembros de esa entidad.

«Ya sea en busca de posibilidades de inversión o para comprender la geopolítica de los países visitados, cada integrante de la misión tiene un interés personal en conocer las oportunidades y retos que encara Cuba», afirma un comunicado del Chicago Council.

«Nos centraremos en las expectativas para la inversión extranjera y el sector privado, el efecto que tendrá en los principios socialistas la rápida transición económica -especialmente sobre la educación y la sanidad- y el formato de gobierno mientras se realiza esta histórica transición», explica dicho comunicado.