Con solo pintura corporal, dos mujeres simulaban «cocodrilos» dentro de un bolso de gran tamaño que proclama «Louis Vuitton: «Una mirada que mata», afuera de la tienda principal de Louis Vuitton en el Design District este sábado 1 de diciembre de 2018.


La escena, organizada por PETA, fue en protesta a indiscriminada matanza de cocodrilos para la fabricación de lujosos accesorios.

PETA son las siglas en inglés del grupo de «Personas para el Tratamiento Ético de Animales», una organización de derechos de los animales con sede en Norfolk, Virginia.

Según uno de los activista presentes, un solo bolso cobra la vida de 3 cocodrilos.