Dayron Robles, campeón olímpico de Beijing 2008 en los 110 metros con vallas, volverá a competir este fin de semana en la Isla, durante la edición 64 del Memorial José Barrientos de atletismo.


Según dijo el atleta, quiso debutar en esta temporada «primero en Cuba que en el exterior, porque hacía tiempo que los cubanos no lo veían correr», recogió la estatal Prensa Latina.

Al respecto, el jefe técnico de la Comisión Nacional del Deporte Rey, Roberto Paseiro, explicó que de ser necesaria una semifinal por la cantidad de vallistas, Robles estaría «sembrado para la final del domingo».

Robles, que tuvo la marca mundial de 110 metros vallas en 2008 con 12,87 segundos, pidió su baja de la selección cubana en enero de 2013 y poco después compitió en el torneo Reims en representación del club AS Mónaco francés.

Cuando Robles regresó a la Isla, la federación vetó su participación por Cuba en eventos internacionales argumentando que faltó a la «disciplina y la ética deportiva».


Más tarde, en abril del pasado año, la comisión nacional de atletismo determinó que el corredor todavía no estaba en el equipo nacional, pero tenía «el aval de la federación» para competir por Cuba.

Robles, de 30 años, se encontraba en marzo pasado en la fase final de recuperación de una lesión que le impidió participar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Además del campeón mundial bajo techo de Doha-2010 tomarán parte en el Memorial Barrientos todos los miembros de la preselección nacional, salvo la discóbola Denia Caballero y los especialistas en pruebas múltiples Leonel Suárez y Yorgelis Rodríguez.

Tampoco estarán en competencia otros ocho atletas que presentan lesiones, como son los casos del corredor Yoandys Lescay y el pertiguista Lázaro Borges.

La justa comenzará el día 25 con una lid de lanzamientos para juveniles y se extenderá hasta el domingo con la presencia esperada de unos 330 competidores, incluyendo algunos de siete países.