Wall Street Nueva York. Foto: Pixabay

Datos de la industria de servicios y comercio de Estados Unidos apuntan a una desaceleración de la economía, según Reuters, y es que la agencia de noticias de Reino Unido recoge el déficit comercial más amplio reportado este miércoles por el Departamento de Comercio, se sumó a la debilidad de la vivienda, la manufactura, la inversión comercial y el moderado gasto de los consumidores, lo que sugiere el crecimiento económico se desaceleró un poco en el segundo trimestre.


El mercado laboral también parece estar perdiendo impulso, ya que los empleadores privados agregaron menos empleos de los esperados a sus nóminas en junio, indicó la agencia.

Con respecto a las noticias sobre el vasto sector de servicios tampoco hubo mucho optimismo.

De acuerdo a Reuters, la desaceleración de la actividad como el estímulo masivo del año pasado por los recortes de impuestos y el aumento del gasto del gobierno, podría hacer que la Reserva Federal reduzca las tasas de interés este mes.

En junio el banco central de EEUU señaló que podría aliviar la política monetaria en dependencia de su reunión del 30 al 31 de julio, citando los crecientes riesgos para la economía de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, además de la baja inflación.


El déficit comercial aumentó 8.4% a $ 55.5 mil millones. Los datos de abril fueron revisados ​​al alza para mostrar que la brecha comercial se amplía a $ 51.2 mil millones en lugar de los $ 50.8 mil millones reportados anteriormente.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que la brecha comercial aumentaría a $ 54,0 mil millones en mayo.

El déficit del comercio de bienes con China, uno de los puntos centrales de la agenda «America Primero» del presidente Donald Trump, aumentó un 12,2% a $ 30,2 mil millones, con un aumento de las importaciones del 12,8%.

Trump impuso aranceles de importación adicionales a los productos chinos, luego de una ruptura en las negociaciones, lo que llevó a Beijing a tomar represalias.

Sin embargo, el mandatario estadounidense y el chino acordaron la semana pasada una tregua comercial y un regreso a las conversaciones.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, comentó el martes que las conversaciones iban en la dirección correcta, pero que tomaría tiempo lograr el acuerdo correcto.

Las tensiones comerciales entre EEUU y China han provocado cambios bruscos en el déficit comercial, con los exportadores e importadores tratando de mantenerse a la vanguardia de la lucha arancelaria entre los dos gigantes económicos.

El dólar bajó frente a una canasta de monedas en el escaso comercio de Estados Unidos antes del feriado del Día de la Independencia del jueves. Los precios del Tesoro de los Estados Unidos subieron y las acciones en Wall Street aumentaron.