feria-agropecuaria

El régimen Cubano prohibió a los trabajadores por cuenta propia comercializar en la Feria Agropecuaria de la Calzada de Dolores, en Cienfuegos.


Los consumidores que asistieron al mercado tuvieron que comprar los productos al Estado.

Este tipo de situaciones no sorprendente los empresarios privados. En tal sentido Luis Enrique, vendedor ambulante de frutas, señaló que desde hace meses los cuentapropistas en este mercado son perseguidos por el gobierno.

«A veces nos tiran a los inspectores encima y nos acribillan a multas. Otras veces, como ahora, nos sacan de la venta. Quieren toda la ganancia para ellos, como siempre», añadió.

El estado cubano, argumenta que la actividad cuentapropista implica “la alteración de los precios establecidos”.


Consumidores habituales de la feria mostraron diversidad de opiniones respecto a dicha restricción.

Algunos, de acuerdo con la medida alegaron que «Está bien que no los dejen vender. Lo que hacen es comprar toda la mercancía de las cooperativas y revenderla a precios altísimos. Son unos ladrones que se aprovechan del pueblo».

Otros expresaron que «Es verdad que cuando están aquí uno tiene más opciones y se ve menos gente intentando acaparar los productos, pero con el salario que yo tengo, no puedo comprarle a ellos»,

Informa el Ministerio de Agricultura que a pesar de las variedades y cantidades ofertadas no fueron suficientes para satisfacer la demanda.