Ricardo Jesús Pupo Reyes es impedido físico, pero esto no le limita a la hora de buscarse la vida, el cubano es cuentapropista, y denuncia sufre acoso constante por parte de las autoridades.

“Los inspectores me han sofocado mucho, fui al Ministerio de Trabajo y me dieron una carta donde me autorizan a vender por la zona donde vendo, es por La Novia del Mediodía, Arroyo Arenas, por ser impedido físico para que no esté caminando tanto”, contó.

Sin embargo las autoridades le dijeron que la carta estaba vencida, y se la rompieron, piensa que los inspectores al parecer buscan que él los soborne, pero explica que lo que gana solamente le alcanza para sobrevivir.


El hombre vende en una carretilla galletas, y papitas, entre otras “chucherías” para poder subsistir.

A Pupo Reyes le falta una pierna, puede caminar con una prótesis, y debido a esto tiene que redoblar sus esfuerzos para ganarse la vida.

Según detalla, lo multan y lo amenazan con llevarlo preso.

Ricardo Jesús declara que lo único que quiere es trabajar, que le dejen ganar su dinero honestamente.

(Con información de CubaNet)