Gema Haro, cubana de 67 años que decidió como una más abandonar la Isla haciendo la ya conocida peligrosa y larga travesía desde Nicaragua hasta su objetivo de cruzar frontera hacia Estados Unidos para unirse a su hija y nieto.

En entrevista con el periodista Mario Pentón para el canal América Tevé, en Miami, Gema Haro dijo:


“Todos los cubanos o al menos la mayoría estamos saliendo por una sencilla razón que conlleva a todos los demás problemas y es la coartación de las libertades en Cuba”, “En Cuba pensar diferente es un delito”

En su recorrido refiere Haro que se encontró con personas de todo tipo, pero tuvo la suerte de encontrarse con personas buenas que la ayudaron mucho:

“Hay muchas personas que están haciendo el mismo trayecto y te encuentras personas de todo tipo. Yo tuve la gracia de Dios de encontrarme con muy buenas personas que en los momentos más difíciles de mi travesía me dieron golpes de calor me desmayé un par de veces me enfermé tres veces y siempre encontré personas que me ayudaron”

“Fue muy difícil”, dijo Haro, agregando que “llegar hasta Nicaragua es más sencillo porque sales legal y cuando entras al país te dan una visa de tránsito para permanecer diez días en el país. Pero tu objetivo no es Nicaragua”

Explica que: “seguí mi rumbo en taxis en autostop y caminando caminé muchísimo”.


Sobre la ola represiva a partir de las manifestaciones antigubernamentales del 11J en el 2021 en Cuba, la Haro dijo:

“Es preferible morirse en el desierto o morirse ahogado en un río que vivir en una cárcel de cristal y eso es Cuba”

Gema Hero, dijo que no podía aceptar las mentiras que dijeron en la prensa oficialista tras los sucesos del 11 de julio, por ser católica y porque además no le gustan las mentiras, según dijo: “yo en mi página de Facebook las combatía y dije que no porque yo lo había visto de primera mano que ahí no hubo violencia la violencia fue después cuando llegaron las fuerzas del régimen vestidos de civil con palos con bates con cosas”.

En uno de los momentos de la entrevista Hero habló sobre la muerte de su esposo, contando que lo había visto morir por una deficiente atención médica.

“A mi esposo me lo mataron por negligencia médica. Mi esposo tenía mi edad un hombre fuerte de trabajo y comenzó con un dolor. Lo llevé a todos los cuerpos de guardias de la ciudad de La Habana y nunca furon capaces de decirle te duele aquí”

Concluye la entrevista diciendo cuál era su propósito una vez en Estados Unidos:

“Yo vine a Estados Unidos con la idea de avanzar porque este es un país de oportunidades… Mi idea siempre fue trabajar luchar echar para adelante”