CubaOne Foundation, organización sin ánimo de lucro con sede en Fort Lauderdale, quiso agradecer «a cada veterano o miembro del servicio armado actual por su dedicación a los Estados Unidos y a toda su gente», con motivo del Día de los Veteranos que se celebra cada 11 de noviembre.

La organización fundada por cubanoamericanos, que se dedica a organizar viajes de jóvenes estadounidenses de origen cubano a la Isla, y a recoger parte de la historia de la emigración cubana, quiso recordar que en «octubre de 1965, la Guardia Costera y la Armada de los Estados Unidos respondieron a la crisis de refugiados en el puerto de Camarioca con compasión, y salvaguardaron a miles de cubanos que buscaban refugio en Estados Unidos».

«Gracias a todos los veteranos de la Guardia Costera por su compasión y vigilancia durante más de 55 años», concluye el mensaje.


El éxodo de Camarioca en 1965, marcó el primer ciclo de emigración masiva de cubanos a EEUU, cuando el fallecido dictador Fidel Castro anunció en un acto público que abriría el pequeño puerto pesquero de Camarioca, al norte de Matanzas, para recibir las embarcaciones de cubanos que procedentes de Estados Unidos, viajaran a la Isla a recoger a sus familiares, según El Nuevo Herald.

Cientos de exiliados cubanos en Miami, atravesaron entonces el Estrecho de la Florida en todo tipo de embarcaciones para ir a buscar a sus seres queridos; en aquel entonces el presidente estadounidense Lyndon B. Johnson pronunció un memorable discurso a la sombra de la Estatua de la Libertad en Nueva York:

«Yo le anuncio esta tarde al pueblo de Cuba que aquellos que busquen refugio en Estados Unidos lo encontrarán. La tradicional vocación de Estados Unidos de otorgarle asilo a los oprimidos será mantenida en el caso de los cubanos», expresó.

Luego vino el éxodo del Mariel en 1980, y más tarde la Crisis de los Balseros en 1994, pero los cubanos se mantuvieron llegando a EEUU con mayor o menor flujo hasta enero de 2017, cuando Barack Obama días antes de abandonar la presidencia derogó la política pies secos-pies mojados, y las políticas migratorias se endurecieron más tarde con Donald Trump en la Casa Blanca.

Con Camarioca además fue la primera vez, que según analistas, Castro usó la emigración masiva como un arma política, que dio resultados al parecer, ya que el próximo enero los cubanos de la Isla cumplirán 60 años de vivir bajo el yugo de un gobierno dictatorial.