Cubanos y venezolanos encabezan la lista de crecimiento demográfico, son parte importante dentro de la comunidad latina que representa un tercio del mercado laboral en la región (1,6 millones en 2017, según el Censo), superior a la media nacional que es de alrededor del 20% del total, reporta Diario Las Américas.

El Instituto de Políticas Migratorias (MPI) difundió esta semana el informe “Perfil de la diversa población inmigrante de Houston en un panorama político variable”, el cual revela que la población inmigrante del área metropolitana de Houston, Texas, impulsó el crecimiento laboral del último año y fue decisiva para la reconstrucción tras el impacto del huracán Harvey, aunque alerta que a pesar del aporte económico que representan los inmigrantes, ellos perciben menos salarios y experimentan un entorno político inestable.

“A pesar de haber sido una de las comunidades más afectadas por el paso de Harvey, fue vital en la reconstrucción de la zona al tener a más de la mitad de los trabajadores en el sector de la construcción”, documenta el texto del informe.

Según el reporte, esa población ha sido una de las más golpeadas por las políticas migratorias actuales.


Indicando también que la sede regional en Houston de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), se convirtió el pasado año en la segunda con mayor número de arrestos, luego de Dallas.

A partir de 2017, en el área metropolitana de Houston, la cuarta ciudad más grande de EEUU, viven más hispanos que blancos no hispanos.

Durante el período 2016-2017, la población inmigrante de Houston ha reportado cambios sustanciales, y se ha apreciado una caída del 4% de los nacidos en México, superior al 2% promedio registrado históricamente, en contraste con el incremento de venezolanos y cubanos.

Los inmigrantes en el área metropolitana de Houston han sido un elemento clave en el crecimiento laboral en el periodo de 2017-18, con Dallas y Nueva York por delante, de acuerdo al MPI.

El informe también admite que por otra parte, los cambios a las normas que regularizan las leyes federales que afectan a los inmigrantes no sólo han perjudicado a los de la clase obrera, sino también a los profesionales que trabajan en la zona en áreas técnicas en la industria petrolera, agrícola y afines.

Pese a las duras políticas migratorias, los indocumentados, en su mayoría personas de bajos recursos económicos “continúan siendo un elemento crítico e indispensable” en la fuerza laboral de Houston, Texas.