Como parte de la nueva política de unificación monetaria y reordenamiento económico los trabajadores cubanos tendrán que pagar impuestos del 3 o el 5% dependiendo de sus ingresos.


El impuesto destinado a la seguridad social tendrán que pagarlo aquellos que ganen más de 3.260 CUP mensuales. El impuesto que comienza en un 3% para los que reciban salarios entre 3 260 y hasta 9 510 y sube al 5% para los que ganen más de 9 510 CUP al mes.

El porcentaje se aplica sobre la diferencia del salario devengado y el mínimo exento de pago. Suponiendo que el salario sea 9 520 pesos, en este caso se le resta a 9 520 el mínimo exento de pago (3 260) dando como resultado 6 260, monto al cual se le aplica el 5% quedando un impuesto sobre los ingresos personales de este hipotético trabajador de 313 pesos.

Un trabajador que gane  9510 CUP tendrá que pagar una tarifa de 5% que equivaldría a 789 CUP.