En la mañana de este viernes decenas de cubanos que permanecían plantados frente a la sede del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Puerto España, Trinidad y Tobago fueron arrestados por la policía y agentes de inmigración, y serán acusados de obstruir la vía pública, informa Martí Noticias.

Los cubanos se negaron a levantar la protesta que mantenían desde el pasdo mes frente a la sede de la ACNUR en Puerto España, se espera que hoy comparezcan ante un magistrado.

Las autoridades llevaron tres autobuses y cerraron las calles, pero los arrestos se desarrollaron de forma pacífica. Fueron trasladados a una dependencia del gobierno en el barrio de Belmont, en el noreste de la capital, reveló la portavoz de los cubanos, Jaqcueline Vera Morfa a Radio Martí.


El día de ayer los antillanos se reunieron con una funcionaria del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, también estuvo en el encuentro una activista de la organización cristiana Living Waters, que les presta ayuda humanitaria, luego de que les fuera suspendida la asistencia financiera, por el organismo de la ONU.

En el encuentro le comunicaron a los cubanos, que cerrarían las oficinas de ACNUR por dos meses, en relación con un curso, y les informaron que si no dejaban de acampar frente a la sede, los arrestarían al día siguiente.

Según los entrevistados decidieron no levantar la protesta, ya que se les ha violado allí los derechos humanos, se les niega educación a los menores, que ya suman quince en un grupo, los cubanos no tienen permiso para trabajar en Trinidad y Tobago, y la situación se agrava cada vez más.

Unos 84 cubanos permanecían frente a la sede de ACNUR en el momento del operativo, otros habían ido a algún baño público en ese horario, ciudadanos trinitarios han brindado sus casas para albergar a niños y ancianos.

Durante años los cubanos en Trinidad y Tobago, que son reconocidos como refugiados de Naciones Unidas han estado pidiendo reasentamiento en un tercer país, para poder trabajar y vivir libremente.