Cubanos opinan sobre el transporte urbano en La Habana.

La mayoría coincide en que los choferes y los mismos pasajeros cometen varias indisciplinas sociales.