Cubanos que se encuentran de manera ilegal en Estados Unidos, son una nueva realidad para los de la isla.


Los cubanos que permanecen en las sombras hasta alcanzar el tiempo hasta alcanzar el tiempo para aplicar a la residencia se enfrentan ahora a un reto legal y monetario.

Esta nueva realidad ha sido un choque para los cubanos en este primer año sin el beneficio de la política de pies secos pies mojados que automáticamente daba a los cubanos permiso para trabajar y un camino a la residencia mucho más fácil.