Cubanos varados en la selva del Darién denunciaron que soldados panameños están intentando engañarlos para llevarlos de vuelta a Colombia.

«Nos tienen retenidos los pasaportes, no nos dejan continuar y nos están deportando en grupos de 15 o 20 hacia Colombia», dijo a Diario de Cuba el emigrante Giorvis Castro Pérez desde la selva del Darién, en Panamá.

«Estamos en condiciones extremas. Dormimos en el suelo, en unas carpas que están llenas de pulgas, de garrapatas», describió uno de los inmigrantes.

«Ya no tenemos dinero; estamos vendiendo los celulares, la ropa» dijo uno de los inmigrantes que dice que no tienen que comer.


«No hay puesto médico, aquí no hay personal que nos atienda», añadió Castro Pérez y precisó que en el grupo hay dos mujeres embarazadas.

Una cubana denuncio que los soldados panameños les cobraron $25 dólares por llevarlos a Loma Blanca pero se encuentran todo el tiempo bajo amenaza de ser deportados a Colombia.

«Al llegar a Metetí, un guarda nos dijo que él nos hacía el favor de llevarnos a Ciudad de Panamá, pero nos llevó a un puerto. De ahí nos ordenaron que nos montáramos en una lancha. Yo le pregunté al oficial para dónde nos llevaban y dijo: ‘para Ciudad de Panamá’, pero la verdad fue que nos dejaron en la isla de Narganá. Al otro día nos trasladaron a La Miel en otra lancha y de ahí nos cruzaron para Colombia».

A pesar de todo los cubanos en la selva no quieren regresar a Cuba.