Cubanos de la isla denunciaron frecuentes decomisos en la entrega de paquetes internacionales en La Habana, incluidos aquellos provenientes de Estados Unidos, informó Martí Noticias.

La cuentapropista Rosario Morales, a quien confiscaron parte del paquete que le enviaba su hijo desde Estados Unidos, contó que delante de sus ojos le retiraron varios accesorios y un teléfono inteligente.

“Allí estas mismas funcionarias empezaron a probarse los collares, los relojes (…) Y me dijeron que ya no eran solamente los relojes, que el teléfono tampoco pasaba, porque era un teléfono bueno”, detalló Morales al periodista Adriel Reyes, de Radio Martí.

Irritada con el decomiso, Morales no tardó en dirigirles fuertes insultos: “Allí les grite ladrones, corruptos, bandoleros, estafadores, que esa era la forma en que ellos aumentaban la economía del país, robándole al pueblo”.


La Dama de Blanco Leonor Borges también fue testigo de cómo les decomisaban mercancías a otros cubanos.

“A un matrimonio de la tercera edad, una hija les hizo un envío de Italia. Le están cobrando a esa pareja -que la mujer es ama de casa y el señor es un pensionado- 170 CUC para decomisarle 8 kg. y poder tener en su poder 10 kg. nada más”, dijo la activista.

En marzo del 2016, como parte del plan de normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, se restableció el servicio portal directo entre los dos países. El servicio de correspondencia, encomiendas postales, mensajería y paquetería no necesitaba pasar ya por terceros países para arribar a su destino final.

A pesar de la medida, los paquetes aún tardan en llegar a su destinatario de 7 a 10 días y el servicio no cuenta con priority mail (correo con prioridad) ni puede seguirse la ubicación del bulto vía Internet.

La empresa estadounidense de envío de paquetería, FedEx, planeaba también comenzar sus operaciones en Cuba el pasado 15 de enero, pero apenas unos días antes postergó el evento para una fecha indeterminada, según informó a la citada fuente la funcionaria del Departamento de Relaciones Públicas de la empresa, Sharon Young.

Sharon no pudo precisar la fecha, pero dijo que los planes son «comenzar las operaciones iniciales de carga a finales de 2017 y manejar cinco vuelos semanales de Miami a Matanzas/Varadero».