Un grupo de 200 cubanos en su mayoría pertenecientes a la comunidad gay que ha pedido asilo en Holanda corre un alto riesgo de que sean deportados a Cuba.

Según los cubanos que hicieron declaraciones a Martí Noticias la decisión de no darles asilo se debe a presiones de hombres de negocio en Holanda que no quieren que se afectan las relaciones con el gobierno de la isla.

Debido al número elevado de cubanos pidiendo asilo, el gobierno de ese país comenzó a exigir una visa de tránsito para los nacionales de la isla que hacen escala para viajar a terceros países.